Ciclistas de la CDMX piden calidad en la infraestructura

Muy poco uso. El sendero compartido para bicis y peatones es recorrido por pocos ciclistas ya que la superficie genera vibraciones, lo que incomoda a los usuarios, de acuerdo con Areli Carreón. Foto: David Solís
Jonás López

CIUDAD DE MÉXICO.

De acuerdo con cifras de la Secretaría de Movilidad, en la ciudad había 332.78 kilómetros de infraestructura ciclista hasta el 5 de junio de este año, de los cuales 69 se construyeron en 2020.

Pero Areli Carreón, fundadora de la organización Bicitekas, consideró que la capital vive un momento importante donde no sólo cuenta la cantidad de infraestructura ciclista que se construya, sino la calidad.

La baja calidad es contraproducente. Las autoridades tienden a actuar como mediadores entre intereses. Intentan chiflar y tragar pinole al mismo tiempo, y esa elección termina por no satisfacer a nadie ni logra transformar efectivamente las ciudades y los hábitos”, apuntó.

Como ejemplo, está el sendero compartido de peatones y bicicletas en el camellón de Paseo de la Reforma, entre Lieja y la Glorieta de Petróleos, que fue inaugurado en febrero pasado y tuvo una inversión de más de 19 millones de pesos.

Fue construido a lo largo de 3.2 kilómetros para prevenir incidentes fatales, luego de la muerte por atropellamiento de la joven usuaria de Ecobici, Monserrat Paredes, en noviembre de 2015.

Su gestión y construcción tardó varios años, ya que es muy difícil realizar obras en el Bosque de Chapultepec y Paseo de la Reforma; además, requirió la aprobación del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Para su construcción se usó como superficie de rodamiento una rejilla de materiales plásticos reciclados y gravilla que permite la permeabilidad del agua para la absorción del arbolado.

Se reubicaron 14 esculturas y se instalaron siete cruces seguros semaforizados.

Aunque algunos ciclistas sí lo utilizan, otros prefieren circular por los carriles vehiculares o por el del Metrobús, rodando entre automóviles y autobuses de transporte público y arriesgándose a sufrir un incidente vial.

Areli Carreón, también alcaldesa de la bicicleta en la Ciudad de México, indicó que los motivos para que ciclistas no usen el sendero son las incomodidades que genera la superficie para rodar, la cual provoca vibraciones en las bicicletas, así como los accesos para ingresar y salir.

Los ciclistas con más confianza siempre elegirán un paso más directo y continuo”, expresó. 

Carreón consideró que sería conveniente que las autoridades retomen el tema del sendero compartido y se apliquen modificaciones para hacerlo más eficiente para los ciclistas, a pesar de los requisitos de dependencias como INAH.

Necesitamos que las autoridades desarrollen capacidades de acción que nos permitan avanzar como sociedad. Hicieron la infraestructura política y administrativamente posible, no la adecuada. (Pero) la ciudad siempre está en constante construcción”, comentó.  

 

DEMANDAN JUSTICIA Y MÁS SEGURIDAD

 

Un grupo de ciclistas bloqueó Periférico Sur cerca del cruce con avenida Insurgentes para demandar que se haga justicia en el caso de Mario Trejo, repartidor ciclista atropellado por una unidad de transporte público y que ayer fue operado de nuevo.

También exigen la renuncia del secretario de Movilidad, Andrés Lajous ya que, señalan, no ha cumplido con sus compromisos con el joven y su familia.

Esto generó la molestia de algunos automovilistas, quienes se enfrentaron con los ciclistas por un momento.

Ante la falta de respuesta al caso por parte de las autoridades, las protestas y bloqueos de ciclistas se han incrementado. El viernes pasado bloquearon Circuito Interior a la altura de Paseo de la Reforma por 45 minutos.

A través de su cuenta de Twitter, la secretaria de Mujeres en Movimiento y activista, Laura Ballesteros, justificó “el hartazgo” de los grupos ciclistas y ciudadanos por la violencia vial, ya que, las políticas de movilidad no han sido adecuadas y eso ha provocado un incremento en muertes en incidentes de tránsito de 35%.

Señaló que las autoridades capitalinas han desestimado el programa de seguridad vial creado en 2017, resultado del atropellamiento de Monserrat Paredes.

 

De la Redacción

 

VER MÁS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *