Trudeau pide limitar los contactos por el aumento de casos de COVID-19 en Canadá

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, imploró este viernes a la población del país a que reduzca de forma drástica los contactos con otras personas después de que las autoridades médicas advirtieran que para finales de año Canadá puede registrar 60,000 casos de COVID-19 al día si no se toman medidas. Trudeau eligió dirigirse al país desde la escalinata de entrada a su vivienda oficial en Ottawa, algo que no había hecho desde la primavera, durante la primera oleada de la pandemia, para subrayar que los canadienses deben limitar su interacciones con otras personas y quedarse en casa el máximo tiempo posible.

“No quería estar aquí esta mañana. Ustedes no querían que yo estuviese aquí. Pero estamos aquí de nuevo”, dijo un sombrío Trudeau en el inicio de su declaración, para añadir que “los casos en todo el país están subiendo de forma masiva”. Anteriormente, la directora de salud pública, Theresa Tam, dijo que en el peor de los casos, se produciría un aumento a 60,000 casos diarios si la gente se volviera más sociable. Incluso si se mantienen las restricciones actuales sobre las reuniones, los nuevos casos diarios aumentarán a más de 20,000 para el 31 de diciembre en comparación con menos de 5,000 ahora. Además, el país está registrando un incremento de los casos entre los adultos en mayor riesgo y personas de avanzada edad en parte a consecuencia de que, de nuevo, se están registrando brotes infecciosos en residencias de ancianos y centros comunitarios. “Una Navidad normal está francamente fuera de discusión”, dijo el premier canadiense. El primer ministro añadió que Canadá se juega su futuro porque “estamos realmente en riesgo de que la carga se dispare y los hospitales no puedan responder y más seres queridos mueran. Así que necesitamos hacer todo lo que podamos ahora para ralentizar la propagación de la COVID-19”.

A pesar de la gravedad de la situación, Trudeau se negó a imponer un nuevo confinamiento nacional, como el que el país vivió durante el punto más grave de la primera ola de la pandemia, y dijo que es la labor de los gobiernos de las provincias decidir que medidas tomarán. Sin embargo dejó claro que el confinamiento es la medida favorita por Ottawa. “Entrar en un confinamiento y apoyar a las empresas mientras estamos confinados es la mejor forma de asegurar su éxito en los próximos meses y años que intentar resistir un virus que está circulando sin control”, declaró Trudeau. Quienes ya están preparando un confinamiento estricto son las autoridades de Toronto, la ciudad más grande de Canadá y su corazón financiero. El premier de Ontario, Doug Foud, anunció este viernes que la urbe y la región de Peel entrarían en cuarentena a partir del lunes. Las medidas de encierro prohíben todas las reuniones sociales en interiores. Los restaurantes pueden ofrecer exclusivamente comida para llevar y entrega, y la mayoría de las tiendas minoristas pueden recoger en la acera solo por un mínimo de 28 días, según un comunicado del gobierno. “La situación es extremadamente grave y se requieren más acciones para evitar el peor de los casos”, dijo Ford en una conferencia de prensa. Trudeau también anunció que la frontera terrestre con Estados Unidos permanecerá cerrada a los viajes considerados no esenciales, hasta al menos el 31 de diciembre.

Canadá mantiene la frontera cerrada desde la primavera para intentar controlar la propagación de la enfermedad ante la situación que se vive en Estados Unidos, donde la enfermedad está desbocada y el país registra más de un millón de casos al día. Por separado el viernes, un funcionario federal dijo que Canadá espera recibir seis millones de dosis de las vacunas COVID-19 de Pfizer y Moderna para el 31 de marzo de 2021, aunque cuándo se pueden usar las inyecciones dependerá de la aprobación regulatoria. Iain Stewart, presidente de la Agencia de Salud Pública de Canadá, dijo a un comité parlamentario que debido a que las vacunas eran nuevas, los fabricantes deben escalar para satisfacer la demanda general. “Todos los países están interesados en las primeras vacunas, y las empresas están tratando de distribuirlas a varios países al mismo tiempo, por lo que las cantidades comienzan siendo pequeñas y luego se acumulan durante el próximo año”, dijo. Canadá suma a fecha de hoy 319,047 casos de COVID-19 y 11,313 muertes. Con información de EFE y Reuters

]]>
VER MÁS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *